sábado, 30 de septiembre de 2017

Alquimia

A veces sueño,
imagino,
borro
y trascribo cada ilusión.

Otras, sólo me dejo llevar por la rabia,
gruño,
me enveneno
y elimino los atardeceres.

Son extractos de cada paradero en este camino de vida
un valle de rosas con espinas dolorosas,
aunque no me encuentre mañana
siempre habrán estrellas guiando,
que predicen mis añoranzas
y me devuelven al mundo.

Rebelde no,
osada no,
díganme:
Alquimista.

Sigo en búsqueda de aquella piedra filosofal perdida.