martes, 5 de junio de 2018

Madre

Hay noches como la de hoy donde solo admiro tu rostro
madre
Noches donde llego tarde después de un día terrible en mi cárcel
y solo quiero mi paz.

Ahí siempre estás,
madre.

Hay días donde te desconoces, eres otra
te contagias de la vulgaridad
y funges un papel de villana,
madre.

Otros dónde eres cariñosa, te concentras en amarme
me llenas de todo material e intentas recuperar el tiempo perdido,
madre.

O excepcionalmente, noches como la de hoy donde vuelves a ser tú,
te recuperas de ese Alzheimer social y regresa la mujer que era la loca de su familia,
la revolucionaria,
la indomable,
la heroína,
me conversas de política,
criticas al sistema,
te indignas,
la tienes clara y yo,
yo solo te escucho admirando tu sapiencia,
sapiencia que fue clave para que papá se fije en ti y me den la vida.

Ay madre
madre
madre,
eres un polo opuesto a mi,
o en el fondo somos idénticas,
solo sé que estás ahí
sonriéndole a todo
y maldiciendo al universo.

Maldita sea Aldine, ¿de nuevo leyendo? Por eso es que ya no me hablas cuándo vienes del trabajo, metida estás con los libros y el celular, ¿dónde se metió mi hija? ¿Dónde?

Mamá, calma, sólo soy yo, tu reflejo.

- Ali

Juana La Loca

Cuerpos decadentes en desuso
mentes atrofiadas y putrefactas
¿Aló? ¿Quién es?
Es la musa vestida de verdugo
anunciando el fin de una guerra,
valiéndose de artimañas
te invita a gritar
a tambalear
a ser sumisa.

Aflora mi lado incorrecto
el dios Baco teñido de sangre
uno
dos
tres
uno cuarto, si es necesario
la risa macabra irrumpe mi habitación.

Juana La Loca me llaman,
no hay hermosos a mi alrededor
mi Felipe se esfumó
la zorra soy yo.

Sobrevivo entre mi delirio,
admiro la belleza de la locura
fiel amiga y compañera,
déjame
regresa
déjame
no te vayas nunca,
dame de tu hiel
sonrío espontánea
el día ha llegado.

Juana, Juana, Juana
JUANA
¡JUANA!
J U A N A
mírame y dime
¿qué buscas aquí?

- Ali

viernes, 1 de junio de 2018

Espresso

Hay sabores que uno no olvida
aquellos que te despiertan
te hacen vivir
te inspiran a valorar la vida.

Solo bastó un espresso,
símbolo de muchas aventuras,
para volver a creer en todo,
todo.

No sé cuál será la magia que envuelve tu mundo,
eres un misterio tan excelentemente diseñado
y existente.

No pido que me des todo,
no temas
mis manos solo buscan abrigo,
un hogar
y mis ojos te buscan,
te vigilan.

- Ali