miércoles, 4 de octubre de 2017

Poda

Entre lágrimas vi cómo era podado aquel árbol al lado de mi ventana,
sentí cierta nostalgia
ya que, aquel ser cubrió mi ventana durante un frío invierno,
luego caí en la analogía escondida
era un mensaje de la naturaleza
- y la mano del hombre -
sequé mi rostro y sonreí.

Hace un mes decidí cortar mi larga cabellera,
fue irónico ver cómo los mechones agotados, secos y tristes caían al piso inerte,
desvié la mirada a espera de un nuevo yo;
grande fue mi sorpresa con el resultado,
asentí agradecida y salí al mundo de nuevo.

Hoy el sol irradia tranquilidad,
la ventana está más clara,
un tronco en proceso de crecimiento me observa tímido pero firme,
le sonrío incrementando mis anhelos,
estamos tan conectados que el universo organizó una 'poda' exterior,
siempre es bueno renovarse.

Es primavera,
hay una ceremonia previa a la llegada de aquella estación
me llena de paz,
alegría,
esperanza en el futuro
y crecimiento espiritual.

¡Oh, pequeño árbol! .
Ambos tenemos el reloj a nuestro favor,
otros pajaritos llegarán y crearán sus nidos en nuestras hojas,
mientras tanto,
preparemos un hogar desinteresado.

- Ali