lunes, 29 de junio de 2015


Pudiste ser feliz

tenías la oportunidad en tus manos

la desperdiciaste

no se trata de mi

es ella quien acude envuelta en grito de auxilio

te ama tanto como yo

(en silencio sepulcral)

pero tu negligente manera de ‘querer’ pudo más frente a sus inocentes formas de amar


Abre los ojos

es lo único que repito en cada oración

deja el dolor y sé feliz

sonríe sin desdén, deja la falacia, sé natural

no lo escuchas, ni lo harás jamás


Abro los ojos mientras seco mi cuerpo del mar donde me hundía  

no tengo más que decir

son palabras absurdas disfrazadas de resignación y verdad


Pudiste ser feliz

pero…


¿quién eres tú?